fbpx

El buen funcionamiento de los equipos neumáticos depende mucho de la calidad en la que se encuentre el aire comprimido, pero la energía que proporciona este elemento atraviesa un importante proceso de condicionamiento antes de llegar a los dispositivos el cual es llamado redes de distribución.

Una red de distribución surge con el propósito de surtir de aire todas las maquinarias  y equipos de las industrias que lo necesiten, es por ello que se debe tener una línea de conductos a partir del compresor y luego de que haya pasado por el acondicionamiento de aire, se necesita un depósito de almacenamiento que conserve el aire comprimido, con valores mínimos y máximos de presión que faciliten el suministro en todo momento.

¿Cuáles son los elementos requeridos para construir una red de distribución correcta?

Los materiales que requiere una red de distribución para su construcción deben cumplir con ciertas necesidades que le permitirán laborar adecuadamente, estas son:

1.- Asegurar que las pérdidas de presión ocurran en la menor cantidad posible

2.- Limitar lo más posible las fugas

3.- Tener resistencia a la corrosión (deterioro)

4.- Permitir posibles ampliaciones en la red y tener un precio reducido.

Para todo esto y los distintos tipos de instalación, las conducciones pueden estar compuestas de cobre, latón, acero galvanizado, polietileno o poliamida.