Recordemos que las válvulas neumáticas son uno de los tantos dispositivos que no pueden faltar en las industrias, puesto que es necesario su función controladora de aire comprimido que realiza en tres maneras diferentes: Distribución, regulación e intercepción.

En el caso de la regulación, existe un tipo de válvula neumática que por su estructura está diseñada para manejar el paso de fluidos indeseados. Esta se conoce como la válvula tipo bola o esfera, llamada así por poseer en su interior un mecanismo regulador en forma de esfera perforada, como si se tratase de una circunferencia hueca.

Válvulas neumáticas tipo bola

En una definición más exacta, una válvula tipo bola o esfera viene siendo un equipo complementado con una llave de paso ubicada en la parte externa y una esfera perforada en su interior, ambos elementos de la válvula están diseñados únicamente para regular el paso de fluidos como agua, aceite o gas.

Durante el proceso de trabajo de este equipo, el eje unido a la bola se abre cuando gira y facilita el paso de los fluidos cuando se encuentra alineada la perforación a la entrada y salida de la válvula, pero cuando el agujero queda en una posición perpendicular a la misma, se cierra el paso de los fluidos. Ambas acciones pueden ser observadas mediante la actuación de la manilla, la cual indica el estado del dispositivo (abierta o cerrada).